iPhone: La polaroid/Holga/Lomo del digital

Edificio MacaracuayÚltimamente me encuentro sumamente fascinado por la fotografía que sale de herramientas como la Polaroid, las cámaras Holga o la Lomo. Son formatos o cámaras que proveen de un tipo de imagen muy característico cada uno. Estos estilos se deben principalmente a que estas cámaras son, en realidad, muy limitadas en sus capacidades para procesar la imagen correctamente. En otras palabras, son cámaras sumamente defectuosas que crean un estilo de imagen muy icónico y especial.

Sin embargo, estas maquinitas ya están por desaparecer por la llegada de digital (aunque debo destacar que pareciera haber un creciente grupo de entusiastas de estas cámaras tradicionales). Polaroid ya no produce la famosa película instantánea y Holga y Lomo cada vez son menos conocidas a pesar de que son piezas realmente baratas.

A pesar de ello, una de las ventajas del digital es que puede mutar y reproducir efectos visuales del pasado. Habrá quien desestime esta idea por falta de autenticidad. Incluso a mi me cuesta un poco digerirlo pero se puede ver como una ventaja.

Recientemente obtuve un iPhone y estuve experimentando con la cámara que viene incorporada al celular. Los primeros resultados fueron los que se espera de un celular con cámara. Imágenes muy lejanas de ser perfectas. Pero luego de ver varias veces las imágenes tomadas y averiguar sobre algunas aplicaciones fotográficas que se pueden instalar en el teléfono caí en cuenta de que el iPhone (y quizás los celulares en general) podrían representar lo que Holga, Polaroid y Lomo representaron en el pasado. Hasta logra imitarlos en cierta medida.

Una cosa que comparten Lomo, Holga y Polaroid con el iPhone es que tienen una firma visual si se quiere. Uno ve una Polaroid e inmediatamente sabe de que tipo de imagen se trata, pero además representan una época, un lugar, un tipo de atmósfera particular, una intimidad… Presiento que las imágenes digitales tomadas por estos teléfonos incrementarán esa capacidad evocativa que poseen los medios analógicos con los que se le comparan acá en el futuro. Les voy a dejar algunas imágenes que tomé con el iPhone y una aplicación que se llama Shakeit que busca imitar a la Polaroid. No es lo mismo pero se acerca a la sensación de tomar con esa querida película instantánea.

Anuncios

Estoy vivo y hago una pequeña reseña

Pero si estaba perdido. He tenido problemas con mi computadora. Haré todo lo posible por ir escribiendo artículos y sobre todo reseñas que son más fáciles en esta situación. Por los momentos, les dejo esta reseña sobre un homenaje que le hizo el blog de fotografía del New York Times a la Polaroid. No podía faltar en este blog que tiene esa debilidad por la película instantánea. Disfrútenlo que tiene muchísimas fotos.

El desvanecimiento del encanto de la Polaroid

En Febrero de 2008, y con la revolución que fotográfía digital trajo consigo, Polaroid Corporation anunciaba que cesaba la producción de película instantánea. La imagen fotográfica de efecto inmediato encontró por fin un rival con el que no pudo competir: la imagen digital. Sin embargo, hay algo que la fotografía a base de píxeles no podrá sustituir. La película Polaroid representaba la instante captado una sola vez. Cuando una fotografia era tomada con una camara instantánea, esa imagen terminaba siendo la única muestra tangible del momento dado a que no se podía reproducir o hacer una copia identica en el mismo formato (al menos no de la misma manera en que se tomó). Un beso, una reunión con amigos o simplemente algo curioso que conseguimos en la calle quedaría plasmado solamente en esa pequeña imagen de colores palidos. La buena noticia es que existen varios grupos haciendo campaña para resucitar la instantánea. La gente de www.savepolaroid.com promueve la reincorporación de este tipo de película al mercado a través de su página. Y, al parecer, el esfuerzo más grande que se está haciendo por la causa es el caso de Impossible proyect liderado por Florian Kaps que llegó hasta comprar la maquinaria e intalaciones de película Polaroid cerradas en Amsterdam con la intención de reiniciar la producción en colaboracion con Ilford. Parece ser que el mundo de la fotografía no ha perdido esta preciosa herramienta del todo. Ciertamente, el film no ha perdido quien confíe en ella.