Los nueve ojos de Google Street View

Quería escribir algo sobre este artículo que leí pero la verdad está tan completo que quizás no haga falta. Lo que si puede ser interesante es la discusión que puede nacer a partir de una artículo como este. Me llamó la atención especialmente de que a partir de esta herramienta de Google se reinicia ese debate sobre la fotografía documental directa y “objetiva”. La idea resucitada del cineasta Dziga Vertov quien tenía como principio que la cámara no mentía. Creo que hay mucha tela que cortar a partir de este artículo. ¿Qué piensan?

Anuncios

Fotografo destacado: Bruce Gilden

GildenBuena parte del trabajo fotográfico se basa en la actitud. Cada proyecto te pide cierta cantidad y tipo de actitud. Sin duda, eso es algo que a Bruce Gilden le sobra. Es un fotógrafo que llevó la máxima de Robert Capa de que “si tu foto no es suficientemente buena es porque no estás suficientemente cerca” a la calle y a nuevos niveles. Él se da cuenta de que es reconocido como un fotógrafo que toma imágenes muy cercanas y admite que cada vez se acerca más.

Bruce Gilden nació y se crió en Brooklyn, lo que, al parecer, lo marco profundamente como persona y como fotógrafo. Desarrolló un profundo interés por la gente. Seguramente la diversidad social y étnica de Nueva York tuvo una buena participación en ello.

La fotografía de Gilden está plagada de personajes interesantes, curiosos, pintorescos y bellos a su propia manera. Se podría decir que incluso hay una extraña y silente intimidad entre Gilden y sus sujetos a pesar de que no conoce a la mayoría personalmente (me atrevería a decir que no conoce a ninguno). Esta intimidad se ve especialmente reflejada en su trabajo hecho en las calles de Manhattan, en las que por un instante saca a la gente de su ensimismamiento urbano con la cámara y su flash.

Sus imágenes parecieran tener un aspecto ligeramente teatral y en cierto modo desprenden a las personas de su entorno. Las fotos de Bruce Gilden parecen una especie de limbo suspendido, un espacio creado en la que solo existe el personaje y, de manera indirecta, el fotógrafo.

Este video muestra a Gilden trabajando en Manhattan (Fabuloso)

Portafolio de Magnum

La significación del encuadre en la plaza de Tienanmen

Stuart-Franklin-Tienanmen-005Siempre es interesante cuando un fotógrafo habla sobre la historia detrás de una foto y del momento de su toma. Esto se incrementa si el caso es una foto que quedó en la historia tanto del mundo como de la fotografía. Me crucé con este artículo en el que Stuart Franklin habla de cómo fue que llegó a tomar la famosa foto del estudiante, que armado solamente con lo que parecen bolsas de mercado, se enfrenta a una fila de imponentes tanques de guerra que se acercaban a la plaza de Tienanmen.

Mientras leía el artículo, recordaba una clase que di este miércoles a unos alumnos de periodismo escolar de Aldea sobre la fotografía y el periodismo. Dentro del contenido del taller estaba el encuadre. Como sabemos, lo que está fuera del encuadre no existe desde el punto de vista fotográfico. Entonces, Imaginemos por un momento que solamente tenemos una imagen para decir lo que queremos. No se nos permitirá hablar o escribir sobre la foto o lo que implicó tomarla. No nos quedaría otra opción que ser muy cuidadosos y disciplinados en cuanto a la composición de nuestra fotografía. Sin embargo, no hace falta imaginarnos eso. Los fotógrafos debemos ser así. Lamentablemente, sobran los fotógrafos con aspiraciones de operador de ametralladora que disparan sin siquiera ver que fotografían.

Volviendo a la fotografía de la plaza de Tienanmen, esa fotografía quizás por sí sola no nos da detalles sobre dónde sucedió o qué sucedió propiamente. A pesar de ello, la fotografía es sumamente universal. Un sólo ser humano se enfrenta a una fila de tanques diseñados para la destrucción. El espíritu humano frente a la maquinaria bélica. Ahí está la importancia del encuadre para un fotógrafo. Sólo hizo falta colocar a esos elementos dentro del encuadre. Me atrevo a especular al decir que quizás Franklin tenía visión de la plaza misma, “donde estaba ocurriendo la historia”. Aún así, él prefirió fijarse en un evento que, si bien no era la historia central, decía mucho más de lo que quizás podía expresar la imagen de los estudiantes concentrados en la plaza. Esto, sin considerar el gran valor que tiene la imagen dada las restricción que había impuesto el régimen chino a los periodistas.

Yo sabía poco más de lo que se ve en la imagen hasta que leí el artículo. Básicamente, se conjugaron todos los elementos para que la foto fuera tomada. Entre esos elementos estoy contando el instinto del fotógrafo de saber que algo estaba pasando en frente de él, a pesar de no ser en las condiciones idóneas y de que él en primer lugar no estaba seguro de tener una imagen que se convertiría en una foto tan representativa.

Fotógrafo destacado: Ernesto Bazan

bazan_cubaErnesto Bazan es un fotógrafo italiano aunque quizás confinarlo a una sola nacionalidad sea injusto, o quizás desacertado. Nace en Palermo. Recibe su primera cámara a los catorce años, hecho que desencadena una larga y duradera pasión por la imagen fotosensible. En 1978, se muda a Nueva York para estudiar en School of Visual Arts hasta 1982. Ese mismo año gana el premio de Jóvenes Fotógrafos de Arlés y de esa manera ingresa en la agencia Magnum como uno de los miembros más jóvenes. Pasó siete meses viajando por Asia con el patrocinio de la revista francesa Paris Match. Actualmente vive en México. A pesar de ello, Bazan probablemente llame a Cuba su segunda casa. La isla representa la fascinacion del fotógrafo. Ha estado trabajando la vida de los habitantes antillanos durante 14 años que dio como resultado un libro llamado Cuba. Ernesto Bazan vivió en la isla desde 1992 hasta el 2006.

Es posible que todas esas experiencias alrededor del mundo le hayan dado al fotótografo la habilidad de adapatarse rápidamente a cualquier lugar y así fundirse como uno más de los habitantes de ese país. El trabajo de Bazan en Cuba da esa sensación y logra, al mismo tiempo, representar la isla de una manera novedosa. Las imágenes de ese proyectos sumergen al espectador en una atmósfera de tiempo estático que muchas veces ha servido como descripción de la isla. Los personajes de sus fotografías parecen haberse congelado en el tiempo mientras realizan actividades cotidianas. Los habitantes, representados en sus fotos, parecen que no les importa lo que en el exterior se ve como la dictadura más larga (y quizás más cruel) de latinoamérica. Es posible que después de tantos años ya tienen la piel curtida frente las injusticias.

Les recomiendo ese proyecto especialmente. Sin embargo, Ernesto Bazan se presenta como un fotógrafo sumamente versátil y a la vez innovador. Ha trabajado como fotógrafo de moda y editorial también pero con propuestas realmente distintas que, a su vez, añaden al discurso general sobre Cuba.

Palmeros de Chacao: La procesión

La procesión va desde la entrada de Sabas nieves en el Ávila hasta la plaza Bolívar de Chacao. En el camino, los palmeros pasan por varias paradas en las que se encuentran con representaciones de varias partes del estado Miranda. La procesión la preside el palmero mayor y una banda marcial les abre el camino.

Palmeros de Chacao: La Preparación

Como siempre, la Semana Santa caraqueña comienza con la llegada de los palmeros de Chacao. Ellos se encargan de traer la palma del cerro el Ávila. Es una tradición que tiene alrededor de 230 años y se inició como una promesa para erradicar la fiebre amarilla que azotaba a la capital entonces.

NPPA anuncia los premios al mejor fotoperiodismo

No conocía estos premios sino hasta hace poco. Estuve revisando los ganadores y la verdad hay una altísima calidad de fotografía entre los premiados. Tiene muchísimas categorías y definitivamente tienen un acercamiento más elegante que World Press Photo. Les recomiendo que al menos ojeen las fotos y series ganadoras.