Inside the photographers studio

Encontré este blog que se llama whats the jackanory. Lo lleva un fotógrafo irlandés que vive en NY. El blog es, es sus propias palabras, sobre fotografía, un poco sobre el Liverpool FC y cualquier otra cosa que le provoque. El blog es un poco desordenado pero tiene una sección que me motivó a publicarlo: Inside the photographers studio. Son unos videos que hace el bloggero visitando los estudios de fotógrafos que conoce. Los videos tienen su propia forma individual. Algunos no dicen ni una palabra, otros tienen al fotógrafo como presentador. Son bastante interesantes. No hay muchos por ahora pero los que están me gustaron bastante

Anuncios

Curioso lente bebé

lensbabyYo paso mucho tiempo leyendo páginas sobre fotografía. Ya sea de reflexiones, equipos o imágenes propiamente. De unos meses para acá, he visto repetidamente la publicidad de algo que se llama Lensbaby. Normalmente ignoro los anuncios en internet a menos que tenga que ver con algo que estoy buscando, pero este está en todos lados y ya ayer mi curiosidad no aguantó más. Tuve que averiguar qué era el bendito Lensbaby.

Se trata de una casa que fabrica este tipo de lente que tiene una distancia focal realmente corta, y que además tiene un poder de foco selectivo especial. ¿Cómo funciona? Pues el lente se dobla a mitad de su longitud al modo de los lentes tilt and shift. Esto crea un efecto visual realmente interesante dado a que estamos hablando de focos verdaderamente selectivos, no solamente el que podemos lograr jugando el diafragma y la profundidad de campo. De hecho yo tengo una serie en mente desde hace tiempo en la que pretendo representar la intimidad personal y estos lentes, hasta ahora, ofrecen una referencia técnica para ser tomada en cuenta. Métanse en la página y vean cómo este tipo de lentes abren toda una gama de ventanas para la experimentación fotográfica. Lensbaby.

La ética, los premios y la circuncisión femenina

(Mis disculpas a quienes ya leyeron este artículo con los anteriores errores de tipeo)

Hace unas semanas se ha creado una polémica a raíz del trabajo de la fotógrafa Andrea Bruce sobre la circuncisión femenina en la región Kurda de Iraq. La serie narra el proceso de mutilación de una niña de entre 6 y 8 años. El centro de la polémica no está propiamente en la crudeza o barbaridad del tema sino en su tratamiento. La fotógrafa optó por no ocultar la identidad de la niña, exponiéndola así a millones de personas. Si Bruce tenía la intención de ayudar creando consciencia, lo más probable es que lo que haya hecho sea empeorar la situación de la niña. Hay muchas maneras de acercarse a este difícil tema sin revelar la identidad de la menor, crear consciencia y generar imágenes incluso más poderosas de las que se hicieron.

Pero el problema va más allá. No sólo la fotógrafa presentó el trabajo así. La gente del Washington post, para quien Bruce hizo el trabajo, tiene la labor de editar las imágenes. Aún así, publicaron las fotos con la identidad de la niña. Como si no fuera suficiente, el trabajo ha ganado muchísimos premios, incluyendo el segundo lugar al mejor fotoperiodista de la NPPA.

Debo decirles que yo estoy del lado de los indignados con esto. Cuando vi la serie en verdad dan ganas de llorar. Especialmente sabiendo que la niña no sólo sufrió una bárbara mutilación sino que además fue expuesta públicamente. Doble el daño. Según las leyendas de la serie, la niña fue engañada. Le dijeron que iba a una fiesta para que luego se encontrara con una mujer y sus utensilios de tortura.

Para hacer hacer una analogía voy a traducir un fragmento de otro artículo que protestó contra esta situación que salió publicado en Duckrabbit en la que plantea un caso similar (hipotético):

“Un famoso fotógrafo iraquí va EEUU a cubrir un círculo de pedofilia al que tuvo acceso. Toma fotos de un niño de siete años mientras es abusado por un sacerdote católico. El muchacho piensa que va a una fiesta pero se encuentra con que el sacerdote tiene otra idea en mente. Las fotos muestran al niño sufriendo y agonizando.

El fotógrafo regresa Iraq y uno de los periódicos de circulación nacional decide publicar las imágenes por la cuales se le paga al fotógrafo. Las imágenes le dan la vuelta al mundo por internet. Las fotos muestran claramente la cara del niño y no se hace ningún esfuerzo por ocultar su identidad. Total, si se trata solamente de un muchacho ‘white trash’ americano”

Muy seguramente las alarmas hubieran sonado más fuerte en ese caso. Entonces, ¿por qué no se considera lo mismo con la niña Iraquí?

Quizás habrá quienes piensen que el argumento se excede en moralista argumentando que las circuncisiones masculinas se hacen todo el tiempo y que no tienen ningún problema. Es verdad, las circuncisión masculina no tiene nada de malo. El problema es que en la circuncisión masculina lo que se remueve es un pedazo de piel nada más. En el caso femenino lo que se corta es un órgano: el clítoris.

La gente de the click hace referencia a varios artículos en contra.

30 ciudades de Estados Unidos que mejor tratan a los fotógrafos

Me topé con este artículo en Popphoto que hace una lista de las mejores ciudades para vivir siendo fotógrafo en los Estados Unidos. La lista está bien completa: Tiene 30 ciudades incluídas. Además, uno se encuentra con varias sorpresas. Los redactores dan a conocer el criterio que siguieron para hacer la lista. Está muy divertida.

Se busca patrocinar tu trabajo de ensueños

nyda1Me conseguí con este premio (grant) que se llama Name your dream assingment. De lo que se trata es de un grant que se otorga con el patrocinio de Lenovo y Microsoft. ¿Qué se necesita? Tener una muy buena y ambiciosa propuesta fotográfica. Al ganador se le otorgarán 50.ooo dolares para que lo realice. Claro, se tiene que al menos comprobar que tiene las habilidades para lograr el trabajo fotográfico. Les recomiendo que revisen algunas de las propuestas que están buenas y pueden votar por ellas. Les sugiero esta, esta y esta. Los malo es que está limitado a residentes de EEUU según las reglas. Aún así, es una buena manera de revisar referencias de otras personas y quién sabe si de repente inspira alguna idea en nosotros.